¿Desarrollo unido a la culpa?

Fotografía:Flirck

Fotografía:Flirck

Cada vez que nos alejamos de alguien o algo que nos reporta seguridad aflora en nosotros el sentimiento de culpa.

Sabemos que obrando de una determinada manera nos aseguramos el derecho a la pertenencia. Somos aceptados y queridos.

En el ambiente familiar me adhiero a unas nomas, leyes y costumbres específicas. Las que en este entorno son únicas y verdaderas. En el laboral me fusiono a  otras. En el terreno de las relaciones amistosas a otras…etc

¿Pero qué pasa cuándo amplío mi mirada? ¿cuándo adquiero y conquisto mi autonomía? Aparece LA CULPA.

A continuación os reproduzco  un extracto de una entrevista realizada a Hellinger.

“HELLINGER: Nadie puede progresar sin encarar también la culpa y asentir a ella; es un hecho inevitable. Un ejemplo muy simple: un hijo abandona a su familia y se casa. Se separa de la familia y , quizás, se une a una compañera que no es del agrado de su familia. No obstante, es la compañera de su corazón. Una persona así sólo puede casarse infringiendo las normas de sus padres.

learn to speak portuguese

Todo hijo que se desarrolla tiene que transgredir prohibiciones. Así se da el progreso.

Los padres prohiben algo porque tienen que hacerlo. Muchas veces, sin embargo, al mismo tiempo tienen que esperar secretamente que el hijo transgreda la prohibición. Si el hijo no lo hace, es fatal, tanto para el hijo como para los padres. Si los padres se lo permiten todo a su hijo, también es fatal para éste.

Así, el hijo no puede ganar ninguna fuerza anímica si todo está permitido.

Por tanto, ese desarrollo sólo es posible a través de una transgresión.

(…)

TEN HÖVEL:  Es decir, ¿es fatal para un hijo si tiene unos padres que se lo permiten todo?

HELLINGER: Absolutamente fatal. No puede orientarse. Y, sobre todo, no puede desarrollar ninguna fuerza del yo.”

Reconocer lo que es. Bert HELLINGER. Gabriele ten HÖVEL.Ed Herder 2000

zp8497586rq