Constelaciones Familiares

En sus inicios, y hasta hace relativamente poco tiempo,las Constelaciones Familiares se definían únicamente como un método terapéutico creado y desarrollado por Bert Hellinger enmarcado dentro de la terapia familiar sistémica. Sin embargo ahora ya podemos afirmar, con total seguridad, que la dimensión que abarcan las Constelaciones Familiares las han convertido, ya no sólo en una terapia sino en un modo de entender y relacionarnos  con el mundo.

Una brújula que nos orienta hacia más  VIDA.

La traducción de Constelaciones Familiares, Familienaufstellung, en alemán, es colocación de la familia.

FUNDAMENTACIÓN:

Nuestra existencia en el mundo pasa necesariamente por reconocer que somos consecuencia directa de la unión de dos personas. Nuestra madre y nuestro padre biológico.
Nacer significa que no venimos a la vida desde la total autonomía sino que nacemos a partir de alguien. Es decir, que estamos vinculados a todos aquellos a través de los cuales nos viene la vida. Y no sólo eso sino a todos los que forman parte de nuestro sistema familiar.

No elegimos la vida, la recibimos.
Primeramente de nuestros padres biológicos y éstos a su vez de sus padres, nuestros abuelos y ellos de sus padres, bisabuelos y así hasta el origen de la vida.
Todos venimos de una familia y precisamente por ello estamos vinculados a cada uno ellos.

Foto:Pulic Domains Photos

Foto:Pulic Domains Photos

En cada uno de nosotros se encuentra toda la información genética de todos los que estuvieron antes. Rasgos físicos, vivencias, emociones, enfermedades…

Estos vínculos de amor y de fidelidad a nuestra familia nos llevan a identificarnos e implicarnos en asuntos del pasado condicionando nuestra vida presente, sin ser conscientes de ello.Todos los acontecimientos importantes que sucedieron en la familia( muertes trágicas, exclusiones, enfermedades…)recorren a todos sus componentes de forma subliminal.

Bert Hellinger fue observando con su trabajo que el flujo del amor se detiene cuando algún miembro de la familia es excluido, cuando el equilibrio entre el dar y el recibir no está compensado o cuando alguien del sistema familiar ocupa un puesto en la familia que no le corresponde.

La persona, de manera totalmente inconsciente, repetirá los comportamientos y las emociones de ese excluido, se identificará con él sufriendo de la misma manera, mantendrá los desequilibrios en su vida y estará posicionado en un lugar que no es el suyo propio.


¿Cómo se desarrolla un taller o sesión individual?

La persona le explica brevemente a la consteladora cuál es el asunto bloqueante que le ocupa en este momento de su vida.  Cuál es la situación o emoción que le limita y le aleja del aquí y ahora.

La consteladora le ayuda a centrarse y , en alguna ocasión, puede hacerle alguna pregunta respecto a hechos concretos de su familia( muertes tempranas, miembros excluidos, accidentes, si hay hijos…)y esto es muy importante, centrándose sólo en el hecho, que es lo verdaderamente relevante, no en juicios de valores que puedan acompañarlo y distraer de lo esencial.

Después la terapeuta le dice a  la persona que  elija entre los asistentesrepresentantes para algunos miembros de su familia o temas abstractos ( su economía, su enfado…)y para ella misma  La persona, a menudo, se mantiene observando su constelación al lado de la terapeuta. Algunas veces puede formar parte de su propia constelación.

Estos representantes se mantienen centrados y recogidos. A partir de ese momento sólo tienen que poner atención y escuchar las sensaciones corporales que van teniendo. Pueden sentir frio, calor, tristeza, alegría, ganas de tumbarse, de moverse hacia delante o hacia atrás…. todas estas sensaciones y  desplazamientos, tienen un significado oculto y  permiten mostrar, con la ayuda de la consteladora, la dinámica inconsciente que subyace en la familia del cliente . Permiten sacar  a la superficie y liberar a la persona de la energía bloqueada y retenida del tema que le ocupa.

La consteladora, a veces,  hará pronunciar a la persona alguna frase neutra, sin emoción, que impulse el desarrollo de la constelación. La consteladora acompañará el desarrollo de la constelación con sumo respeto, cuidado y amor a todos los miembros de la familia y hechos que se muestren.

En caso de realizarse en sesión individual, la consteladora empleará junto con la persona otras herramientas de representación  sistémicas que permitan encontrar una solución al problema con la misma eficacia y profundidad que en un taller grupal. Los resultados en sesión individual están avalados y reconocidos por los clientes que optan por esta opción.


¿Cuándo se aprecian los cambios?

Hay cambios que se producen instantáneamente y otros que se van a ir desarrollando a lo largo de las semanas  y meses próximos. La constelación no finaliza cuando uno vuelve a su vida normal, sino que  todo lo vivido y experimentado seguirá actuando en tí  y en  otros miembros de tu familia fuera del “entorno terapeútico”.

Muchas de estas transformaciones se producen de manera silenciosa y sutil. La persona empieza  a sentir más fuerza en su vida, más serenidad e incluso comienza a sorprenderse por sentimientos y conductas hasta ahora desconocidas para ella. El trabajo sistémico está en curso…

Tras la realización de la constelación, a menudo la persona experimenta una liberación casi de manera inmediata.

También puede darse el caso en el que la persona se sienta removida, extraña, confusa…Todo cambio pide un tiempo para asentarse y aterrizar. Nuestras estructuras mentales tienen que reajustarse, reprogramarse y lo mejor es permitir que así sea, conceder el tiempo necesario para soltar.


¿Qué hago tras una constelación?

A veces la energía y toma de conciencia tras una constelación es tal que la persona siente el impulso de actuar inmediatamente. Sin embargo, no conviene precipitarse, ni tomar decisiones de manera rápida y apresurada.

La  liberada va ir cobrando peso y fuerza con el paso de los días, no la malgastes queriendo “hacer ya”.

Tampoco conviene hablar sobre la constelación, a menos que sea con alguien muy íntimo que respete y acompañe tu trabajo de liberación y desprendimiento desde el más absoluto respeto. Ni realizar sesiones de psicoterapia hablada durante los próximos 10-15 días.

Cualquier terapia energética( sacrocraneal, reiki, EFT, etc) pueden ser muy aconsejables así como una orientación puntual  via on-line que ayude a la persona a re-colocarse y posar todo lo vivido.

Lo más recomendable es seguir viviendo…


¿Cuándo puedo volver a constelar?

No existe un protocolo fijado y estándar. El tiempo entre una constelación y otra, para cada persona, va a ser diferente y  variable.

Dependerá del tiempo que lleve constelando,(cuanto más tiempo constelando menos tiempo suele necesitar que pase de constelación a constelación),de su momento personal, de su capacidad de asimilación…

Será la vida ,tus necesidades, tu estado emocional  los que te empujen a pedir  otra.

Recuerda que entre tanto,  y sólo si te apetece y lo sientes, es muy aconsejable participar como representante en las constelaciones de las demás personas. La resonancia con los asuntos de los demás “abren” nuevas compuertas de tu inconsciente.

También es muy oportuno e indicado acudir a sesión individual para reforzar tu propio trabajo. La combinación de las técnicas y métodos empleados permiten asentar tus tomas de conciencia y resolver “flecos” aún pendientes.


¿A quién interesa este trabajo terapéutico?

Esta terapia para la vida, nos interesa cuando:

  • Sentimos que en nuestra vida hay aspectos importantes que no funcionan (relaciones de familia, trabajo, salud).
  • Nos vemos limitados y/o bloqueados por sentimientos y reacciones.
  • Sentimos que no tenemos fuerza para la vida cotidiana.
  • Recaemos, una y otra vez, sobre el mismo obstáculo, a pesar de habernos repetido varias veces que dejaríamos de hacerlo.
  • Observamos comportamientos y aspectos problemáticos en nuestros hijos (aprendizaje, relaciones padres-hijos-hermanos-amigos, salud).
  • Sufrimos accidentes graves, enfermedades.
  • Queremos incrementar conocimiento sobre nosotros mismos y nuestras relaciones.

Al tratarse de  una terapia que permite aumentar los niveles de comprensión respecto a todas nuestras relaciones vitales es muy recomendable para todas aquellas personas que nos dedicamos a la ayuda y al trabajo directo con las personas:

  • Psicólogos, terapeutas, educadores, trabajadores sociales.
  • Personal sanitario( médicos, enfermeras, auxilares…)
  • Profesores ,maestros, orientadores…
  • Jueces, Policías, Funcionarios de prisiones…

¿Qué se puede constelar?

A través del trabajo de las Constelaciones Familiares hay numerosos aspectos limitantes de nuestra vida que se pueden desbloquear y liberar. Por ejemplo:

  • La Salud. Las enfermedades (de órganos vitales, mentales, síntomas…)
  • La Economía (no mantener el dinero, deudas, herencias…)
  • El Trabajo( posibles o actuales proyectos , estar en paro, perder trabajos, relaciones laborales, mobbing…)
  • Adicciones(alcohol, drogas, comida…)
  • Miedos, Fobias, Traumas
  • Obsesiones
  • Agresividad
  • Ansiedad
  • La pareja (no tener pareja, relación de pareja, adopciones,infertilidad, concepción asistida…)
  • La sexualidad(falta de deseo, fijaciones, rechazos corporales…)
  • Dificultades de nuestros hijos (fracaso escolar, hiperactividad, tics, agresividad, dificultades laborales, el nacimiento…)

Si tienes alguna duda sobre si puedes o no constelar algún otro aspecto, no dudes en ponerte en contacto conmigo.


 

Cómo comportarse después de las Constelaciones Familiares según Bert Hellinger

Las Constelaciones actúan, cuando uno las deja exactamente de la manera en que las vio. Es una imagen espacial y atemporal, de las profundidades y tiene su fuerza cuando uno lo deja tal cual. Cualquier discusión sobre su contenido destruye la imagen.

Lo mismo se aplica cuando uno acaba de trabajar, alguno del grupo se le acerca después a preguntarle: ¿cómo te ha ido?, ¿qué harás ahora? Lo que están haciendo es picotear su alma. Es fatal, invadir de esta manera el alma de otra persona como si tuviéramos el derecho de hacerlo. Ninguna persona tiene el derecho de hacerlo. Tampoco sirve intentar consolarlo. La persona es fuerte. Quien intenta consolar, es débil. Este es en realidad quien no soporta el dolor del otro. Porque en el fondo no quiere consolar al otro, sino que utiliza al otro para consolarse a sí mismo.

No hay que interferir. Y eso es válido para todo este trabajo.

La persona misma tampoco debe actuar inmediatamente. Así no funciona. La imagen tiene que descansar en su alma. A veces durante mucho tiempo, quizás medio año o más. Y uno no hace nada para cambiar. Las imágenes ya actúan, simplemente estando. Y al cabo de un tiempo en el alma se reúne la fuerza necesaria para hacer lo correcto. Aquello que es correcto y bueno será diferente de lo que uno ahora acaba de ver. El alma de la persona sabe mucho más todavía y al final uno sigue a su propia alma y así tiene la plena fuerza.

Por tanto no sigue ni al terapeuta ni tampoco a esta imagen. Uno sigue a su alma. Pero esta imagen ha impulsado algo en su alma que posteriormente hace posible el actuar.

Así hay que manejar estas imágenes.”Bert Hellinger”


¿Qué comparto con vosotros?

Puedo afirmar con auténtico convencimiento, que  la formación sumada en mi recorrido de vida,ha ido dando sentido a la siguiente.De cada una de ellas salí enriquecida y la sumé e integré  con la que venía después.
De todas me llevo algo…

Pero sin duda, son mis experiencias personales y comportamentales, como hija, nieta,hermana, y después como amiga, esposa y madre las que me conectaron, y siguen conectándome con algo más grande. Las que favorecen mis tomas de conciencia, mi crecimiento. Mi auténtica escuela de progreso y desarrollo.

Las Constelaciones Familiares resultaron un despertar de conciencia a un nivel hasta entonces desconocido. Mi existencia y mi estar con el mundo se transformó. Mi vida empezó a serenarse, y comencé a comprender el Amor que hay detrás de todo lo que nos sucede. Mi mirada estrecha se fue agrandando y ensanchado. No hay buenos, ni malos sino fidelidades incoscientes. Amor,mal entendido, que causa mucho daño y sufrimiento.
Eso fue una revelación importantísima que Bert Hellinger sembró y sigue germinando en mi vida.

Mi gratitud no tiene límites hacia Bert Hellinger y los formadores que me acercaron y me acercan a sus comprensiones y enfoques.


¿Qué puedo ofrecer?

Mi meta, mi ilusión es poder acercar y enseñar, a todos los que lo necesitéis, una mayor comprensión sobre vuestra vida.
Ofreceros  y enseñaros las vías adecuadas para restablecer los “Órdenes del amor”, para asentir y agradecer  la vida que os toca, aunque no se comprenda, para situaros en la fuerza y posibilitar que vuestra realización personal y  profesional tengan el marco idóneo donde desplegarse.

También deseo acompañaros en vuestro camino, sólo el tiempo necesario, y enseñaros a confiar en el movimiento del Espíritu que nos envuelve a cada momento. Ayudaros a que las vicisitiudes y altibajos de la vida se conviertan en posibilidades de crecimiento y conciencia.

Bert Hellinger nos descubre un cambio de paradigma, nos muestra las vías de sanación para/con nuestro sistema familiar  y relacional.  Me siento profundamente agradecida a  Bert Hellinger por los descubrimientos que nos ha regalado. Sus efectos, a nivel mundial, son sencillamente asombrosos.