¿CÓMO AYUDAR AL QUE SUFRE?

Fuente: https://www.flickr.com/photos/grace_land/17505759023/

Fuente: https://www.flickr.com/photos/grace_land/17505759023/

Y entonces llega un momento en el que la VIDA te muestra su cara menos amable…Una sacudida inesperada se presenta y derrumba toda tu estabilidad, deseos e ilusiones de un plumazo.

¡Cuántas veces hemos oído aquello de vivir el momento! Y es justo en estos mismos instantes de desolación cuando las preocupaciones que tildábamos de insoportables se desvanecen hasta llegar a desaparecer.

Ya no importa si nuestro hijo será o no admitido en un colegio u otro, si sus dientes se caen antes o después que los de sus compañeros, si salí victoriosa o vencida de aquella discusión, si la cena de hoy es la misma que la de ayer. Ya nada de eso importa…

Cuando lo más profundo de tu ser se resquebraja lo esencial sale a la superficie sin ser llamado.

Ahora es el momento de aceptar la dureza de la vida, de asentir al destino, de evitar tomar atajos, de arrodillarse, de rendirse, de soportar aquello que nos toca y además, llevarlo a cabo sin entender absolutamente nada.

Y, ¿cuándo es el otro el que sufre? ¿Cómo acompañarlo? ¿Cómo ayudar a que se restablezca? Con RESPETO y SILENCIO.

Profundo respeto a su dolor, a su camino, a su destino, a su silencio, a sus gritos, a su incomprensión, a su rabia, a su desconsuelo, a su lucha, a su VIDA…

Cada vez que nuestro corazón abraza el dolor de otro ser humano todas sus partes rotas tienen el camino despejado para recomponerse.

Autor: Cristina Merino Álvarez